Pautas para realizar el mantenimiento preventivo a tu moto

Pautas para realizar el mantenimiento preventivo a tu moto

Como conductores responsables, los motociclistas deben realizarle revisiones periódicas a sus motocicletas con el fin de minimizar la ocurrencia de un accidente de tránsito. Sin importar el número de kilómetros recorridos, el conductor debe estar atento al desgaste de las piezas, a la limpieza regular de la moto y al mantenimiento de cada uno de sus sistemas.

 

Te contaremos las pautas más importantes para realizar el mantenimiento preventivo de una moto y así evites cualquier percance por causa de un descuido en su mantenimiento.

 

 

  1. Vigilar los niveles de líquido refrigerante

 

Para las motos de alto cilindraje, es necesario revisar diariamente los niveles de este líquido tan importante para el buen funcionamiento del motor de una moto. Recuerda que sólo en el manual del propietario del vehículo se puede saber si la moto necesita agua o líquido refrigerante.

 

El nivel del líquido refrigerante nunca disminuye de manera drástica, si la motocicleta pierde nivel constantemente es porque ésta presenta fugas en el depósito, radiador o ductos de refrigeración.

 

 

  1. Revisar el kit de arrastre

 

Aunque muchos motociclistas no están familiarizados con este tema, el kit de arrastre es fundamental para que la moto obtenga la velocidad y la potencia para la cual fue diseñada.

 

El kit de arrastre consta generalmente de 4 piezas: piñón de salida o delantero, el trasero o sproket cadena y arandelas pinadoras. Cada una de éstas necesita un mantenimiento especial. El juego libre de la cadena debe ser de aproximadamente entre 20 y 30 mm en el centro y el cambio de uno de los componentes mencionados es causal para el cambio de todos.

 

Para el piñón de salida, se recomienda no olvidar el desmontaje del protector del piñón de salida de caja; ya que éste es uno de los puntos donde se aloja más suciedad y por donde la cadena puede adquirirla de forma uniforme a lo largo de su longitud.

 

  1. Chequear los niveles de aceite

 

Para que la moto se mantenga en el tiempo y no se presente un desgaste prematuro del motor, es fundamental chequear semanalmente (o cada vez que se le ponga gasolina a la moto) el aceite y sus propiedades fundamentales, así:

 

El color del aceite no debe ser oscuro o negro. Sí es así, se puede concluir que el aceite ha perdido sus cualidades de lubricación.

El aceite no debe perder su olor característico, porque si huele a algo diferente al aceite es porque éste se puede estarse mezclando con combustible, agua u otros líquidos para limpiar el motor.

 

Si el aceite presenta una textura viscosa, pastosa o con grumos, puede estar también mezclándose indebidamente con otros fluidos.

 

 

  1. Cambiar el filtro de aire y de gasolina

Para que ambos filtros funcionen perfectamente, es necesario realizarles mantenimiento periódicamente. Para evitar que suciedades e impurezas dañen estos filtros, la recomendación es cambiar el filtro de aire cada 10000 kilómetros aproximadamente, y si es de espuma cada 1000 kilómetros. El filtro de gasolina debe revisarse y realizarle mantenimiento cada 3000 kilómetros, y cambiarlo cada 10000 kilómetros aproximadamente. El tiempo exacto recambio y mantenimiento lo encuentra en el manual del propietario de su motocicleta.

 

 

Pasos para realizar el mantenimiento preventivo a una moto

 

No sólo por seguridad debes realizarle un mantenimiento preventivo y regular una moto. Otras razones esenciales son:

 

  • Baja el costo en las reparaciones futuras de la moto.
  • Aumenta su seguridad, la del acompañante y la de las demás personas con las que se comparte en vías públicas y carreteras.
  • Mejora el desempeño de la motocicleta.
  • Protege el medio ambiente.
  • Mantiene el nivel de valor de la motocicleta.
  • Tu motocicleta se mantiene confiable y disponible.
  • Aumentas el nivel de placer en la conducción.

Comparte este artículo